Un sérum antiedad que trata todos los signos del envejecimiento de la piel

Estos once ingredientes activos han demostrado su capacidad para reducir las arrugas y las manchas oscuras, regenerar la piel y prevenir el envejecimiento, reducir las ojeras y la inflamación, hidratar la piel, ofrecer un efecto lifting y proteger el ADN.

Disminución de las arrugas

Los ensayos clínicos han demostrado que los ingredientes de este sérum reducen las arrugas. Actúan en sinergia a través de mecanismos complementarios. Su acción en el núcleo de las células y de las capas de la piel lucha contra las causas y los efectos del envejecimiento.

Prevención del envejecimiento de la piel

Se ha demostrado que uno de los péptidos activos reduce varios marcadores de senescencia celular (envejecimiento natural) en cultivos de células madre de la piel. Asimismo, reduce de forma significativalas arrugas mediante el aumento la síntesis de colágeno y de elastina.

Regeneración cutánea

In vitro, el extracto de células madre de manzana de nuestro sérum estimula la producción de células madre de la piel (fibroblastos). También reduce la senescencia celular estimulando los genes que intervienen en su crecimiento, así como inhibiendo genes tumorales.

Reducción de las ojeras

Los resultados clínicos demuestran que el extracto de Albizia Julibrissin, que consolida la red microvascular de la piel, tiene un potente efecto de reducción de las ojeras. Asimismo, es el único producto conocido hasta la fecha que reduce la flacidez de los párpados.

Efecto lifting

Nuestra fórmula contiene un péptido mimético de reguladores de la actividad celular que tiene un efecto lifting demostrado. Asimismo, aumenta la tasa celular de colágeno, de fibronectina y de ácido hialurónico.

Estimulación de la elasticidad

Los péptidos de nuestro sérum aumentan el colágeno, el ácido hialurónico, la elastina y la fibronectina de la dermis, además de otras moléculas encargadas de la elasticidad de las células. Una de ellas actúa exclusivamente sobre componentes clave del citoesqueleto y de las uniones celulares, y de este modo mejora la estructura de la dermis. Gracias a ello, la piel es más elástica, más suave y más firme.

Hidratación de la piel

Un activo de origen vegetal, rico en arabinogalactanos, aumenta la hidratación de la piel logrando una mejor absorción y retención del agua. Su mecanismo favorece la expresión de los genes que codifican para proteínas formadoras de canales entre las membranas celulares. Gracias a esto, el agua puede penetrar en la piel e hidratarla. Otro factor que influye de forma decisiva en la estructura e hidratación de la piel, es la adición de diferentes pesos moleculares de ácido hialurónico.

Reducción de las manchas oscuras

Hemos incluido una molécula derivada de la vitamina C que reduce de manera contundente la hiperpigmentación o las manchas marrones. Actúa directamente sobre los melanocitos de la piel. Al contrario que la vitamina C, que se degrada rápidamente, nuestro derivado es más estable.

Protección contra los radicales libres

El sérum The Age Tech incluye CoQ10 con varios extractos de plantas altamente antioxidantes. La CoQ10 es un potente antioxidante que reduce las arrugas y los daños causados por el sol. Favorece el correcto funcionamiento de las mitocondrias. Las mitocondrias son las centrales generadoras de la energía de nuestras células. A medida que envejecemos, generan un exceso de radicales libres que son nefastos para la piel.

Protección del ADN

Los extractos de plantas utilizados en el sérum The Age Tech son sumamente antioxidantes. Protegen el ADN del estrés oxidativo y reducen su tasa de mutación. Es uno de los principales desencadenantes del envejecimiento de los órganos y los tejidos, así como del cáncer.

Reducción de la inflamación

Nuestro sérum contiene dos importantes compuestos que previenen la inflamación:
1. Células madre de Gardenia Jasminoides que reducen la actividad de las metaloproteinasas de la matriz (MMP). Impiden que estas enzimas dañen las moléculas encargadas de la elasticidad celular.
2. Los efectos antiinflamatorios de los extractos de Centella Asiática, que contienen asiaticósidos, son de sobra conocidos.